Skip to content

Aprendizaje a distancia en el hogar: conservar los principios básicos y las mejores prácticas

Picture1

 

La educación a distancia en el hogar y un replanteamiento de cómo se lleva a cabo el aprendizaje son resultados clave de la pandemia global. ¿Qué es aprender? ¿Cómo sucede?

At-Home Distance Learning

Image: ThoroldNews.com

 

Desde una perspectiva de las teorías de Piaget, el aprendizaje es la asimilación y acomodación de nueva información en un marco existente. Desde una perspectiva neurobiológica, el aprendizaje aparece como cambios en la estructura y funcionamiento de las neuronas del cerebro. Ambas perspectivas suponen una integración de la novedad en una estructura existente. (Ver esta página web para un resumen sobre Piaget y la neurociencia.)

El campo de la educación se especializa en estrategias que apuntan al aprendizaje. Los educadores evalúan los conocimientos o habilidades preexistentes de los estudiantes para aprovecharlos a través de la instrucción. A menudo, la información o las habilidades se introducen de forma discreta y aislada cuando se evalúa su dominio. Para los objetivos de la participación y la retención a largo plazo,  las lecciones se integran en contextos significativas de la “vida real”.

Aprendiendo en casa

El ambiente del hogar se presta al aprendizaje multidisciplinario de la “vida real” a través de proyectos domésticos y otras actividades. Las observaciones simples supervisadas por adultos acerca del agua hirviendo, el vapor y la congelación pueden ayudar a evaluar y desarrollar lo que los estudiantes ya saben sobre los cambios físicos. Quemar elementos como papel o madera en condiciones seguras contrasta los cambios físicos con los cambios químicos.

Las clases particulares a otros que viven en casa puede ayudar a los estudiantes a desarrollar su metacognición al tiempo que los obliga a organizar la información y los procesos. Estas habilidades se pueden transferir a otras tareas organizativas, como escribir ensayos o crear presentaciones.

Programación e interacciones sociales

En la transición del aprendizaje en el aula al aprendizaje a distancia en el hogar, la programación y el aislamiento pueden ser algunos de los obstáculos más difíciles de superar. La transición de tener cada minuto planeado bajo la supervisión del personal de la escuela al despertarse a un día no estructurado sin compañeros de clase puede ser abrumador. Incluso con la participación de los padres, los estudiantes y los padres pueden tener dificultades para adaptarse.

Programar lecciones en el hogar por solo unas pocas horas diarias puede ayudar a aliviar las dificultades de la transición. Las plataformas de videoconferencia como Skype, Zoom y FaceTime permiten la interacción social con compañeros y maestros. Los juegos también brindan oportunidades para que los amigos interactúen socialmente en tiempo real mientras juegan. Algunos estudiantes encuentran compañía en las plataformas de chat donde pueden optar por comunicaciones de audio o video mientras hacen el trabajo escolar. Para tener un día completo, es útil incluir ejercicio y aire fresco.

Adaptación de la instrucción: los más pequeños

Para muchos niños en edad preescolar y de jardín de infancia, la aplicación de elementos de diseño del juego (gamification) forma la base del aprendizaje en línea. A una edad muy temprana, los estudiantes aprenden a hacer clic o a arrastrar elementos que corresponden a letras, números, colores y otros elementos específicos para dominarlos. Para practicar y evaluar la categorización, por ejemplo, se les puede pedir a los niños pequeños que identifiquen todos los elementos que comparten cualidades específicas. Estos juegos atractivos celebran y recompensan a los pequeños por cada respuesta correcta.

Aunque los programas educativos para niños más pequeños tienden a hacer que se repitan palabras, canciones y movimientos como espectadores, existen modelos de instrucción cara a cara. Los programas de idiomas extranjeros conectan a los niños con los maestros en países distantes. Incluso los instructores de yoga han realizado videoconferencias en sus sesiones con alumnos jóvenes.

Adaptación de la instrucción: los mayores

A medida que las habilidades analíticas y de escritura de los estudiantes progresan, especialmente en los niveles de secundaria y preparatoria, también lo hacen las oportunidades en línea de participación e interacción. Esto asegura una participación igual para los estudiantes que tienden a ser más callados.

Mientras que en las aulas tradicionales las personalidades más fuertes o favorecidas pueden asegurar las tasas de participación más altas y contribuir más que otros estudiantes, en las plataformas en línea se les puede exigir a todos los estudiantes que publiquen sus contribuciones, proporcionando así un registro más objetivo y confiable para cada participante. Las plataformas de discusión permiten a cada participante publicar contenido original (escritura, audio o video) y responder a lo que sus compañeros han publicado. Requerir un número de respuestas a las publicaciones de los compañeros es importante, así como establecer estándares para el contenido. Se puede solicitar a los estudiantes que proporcionen un número mínimo de detalles de apoyo o referencias al contenido del curso asignado.

En niveles más altos, incluso los juegos simples como Memory pueden probar conceptos más avanzados siempre que cada concepto se pueda combinar con uno equivalente o correspondiente. Los estudiantes pueden emparejar fracciones con representaciones pictóricas, pronombres personales con una forma verbal correcta o fenómenos científicos con sus causas. También se pueden introducir elementos de juego a ejercicios más complejos, como ordenar de menor a mayor (matemática) o eventos anteriores con los más recientes (historia) y el seguimiento del crecimiento y el desarrollo (ciencias).

Personalización y nivelación de la instrucción

El aprendizaje en línea se presta a la nivelación. A través de evaluaciones formativas integradas, los estudiantes pueden ser dirigidos a la remediación o ejercicios de desafío. Al ofrecer alternativas para logar un objetivo de aprendizaje común, los estudiantes eligen lo que más les interesa. Las actividades de producción abierta ofrecen la mayor cantidad de oportunidades para la exploración de intereses individuales.

Colaboración

Por mucho que se preste el aprendizaje en línea a trabajar de forma independiente, también puede facilitar la colaboración. Los maestros pueden compartir su pantalla con un grupo de estudiantes y pedir su ayuda para resolver un problema. Para la colaboración dirigida por estudiantes, las parejas o grupos pueden ingresar técnicas de resolución de problemas en un formato deseado mediante videoconferencia, uso compartido de pantalla y chat. También pueden subir contribuciones individuales a un proyecto más grande.

Los programas de tutoría en línea utilizan pantallas compartidas para una sesión de alumno-tutor. Usando una aplicación similar a un pizarrón, ambas partes pueden escribir, dibujar y marcar en una pantalla compartida.

Control de calidad

La innovación impulsada por la experiencia en el desarrollo de una amplia gama de planes de estudio es clave para adaptar el contenido a una variedad de plataformas.

Nuestro personal sabe que más allá de configurar contenido de manera creativa, la participación y evaluación de los estudiantes debe guiarse para garantizar una experiencia de aprendizaje de calidad. En las plataformas de discusión, por ejemplo, las rúbricas deben diseñarse para desalentar la publicación de opiniones vacías. Además, pedirles a los estudiantes que incluyan en sus publicaciones información relevante, como participación de la comunidad, trabajos y actividades extracurriculares, ayuda a cumplir con los estándares de aprendizaje.

Además de ayudar a establecer pautas o indicaciones para los estudiantes, entendemos que los maestros pueden tener diferentes roles, dependiendo del grado de interacción esperado. Si la instrucción en línea debe incorporar interacciones entre pares o de alumno a maestro, el rol del instructor debe definirse consecuentemente. Es una buena idea, al comienzo de cada curso, que los maestros actúen como moderadores de las publicaciones y respuestas, investigando los conocimientos del estudiante con preguntas o fomentando la exploración adicional.

Las mejores prácticas para la evaluación final podrían incluir un paso de evaluación previa a la evaluación, como cuestionarios automatizados o una reunión en línea de maestros y estudiantes para evaluar el dominio y recomendar la remediación si es necesario. Incorporar flexibilidad en el cronograma general y las fechas de evaluación específicamente podría dar cabida a una mayor corrección.

El paquete completo

Los programas en línea deben estar diseñados para cumplir con diversos grados de disponibilidad de maestros. Los programas que dependen de la alta participación de los maestros pueden estar diseñados para imitar prácticamente todos los aspectos de la enseñanza tradicional. Para una menor participación de los docentes, los formatos centrados en el alumno pueden automatizar la evaluación formativa  a tareas de sistema de calificación de los ejercicios de respuesta cerrada y limitar la participación de los docentes a la evaluación sumativa. Para proporcionar una opción completamente centrada en el estudiante que no dependa de la disponibilidad del maestro, los programas en línea pueden automatizar todos los aspectos de presentación, práctica y evaluación para una máxima flexibilidad.

 

Traductor: Carlos Porras

 

References

Cameron, Julia M. Photo of Kid Playing With Kinetic Sand While Watching Through Imac, www.pexels.com.

Kalish, Charles, and Brian Viola. “Having Our Concepts and Changing Them Too.” Human Development, vol. 45, no. 5, 2002, pp. 360–366. JSTOR, www.jstor.org/stable/pdf/26763701.pdf. Accessed 7 May 2020.

Wadsworth, Barry J. Piaget’s Theory of Cognitive and Affective Development: Foundations of Constructivism. 5th ed., Longman Publishers, 1996. Print.

Fu, Min, and Yi Zuo. “Experience-dependent structural plasticity in the cortex.” Trends in neurosciences, vol. 34, no. 4, 2011, 177-87. PMC, doi:10.1016/j.tins.2011.02.001. Accessed 7 May 2020.

Long-Term Synaptic Potentiation.  Purves D, Augustine GJ, Fitzpatrick D, et al., editors. Neuroscience. 2nd ed., Sunderland, MA, Sinauer Associates, 2001, www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK10878/

 

Si trabaja en el campo de la educación científica, eche un vistazo a este tema relacionado del blog de Victory.

Teaching Science Remotely During COVID-19

About Mila Escamilla

Mila is an editor at Victory Productions with over ten years experience in educational publishing. Her post-graduate studies focused on Spanish linguistics and early childhood. She has been a project lead on both assessment and curriculum projects.

Leave a Comment





Scroll To Top